De California, universidades y educación

Mientras leía lo que David Roberts decía sobre el futuro de las universidades se me ocurrió esta entrada: “De California, universidades y educación”,  a la vez que recordaba nuestra estancia en dicho Estado, donde está la Singularity University, de la cual Roberts es miembro.

Mientras leía el artículo de Ana Torres Menárguez, “La mayoría de las universidades del mundo van a desaparecer”, en El País de 24-octubre-2016,

http://economia.elpais.com/economia/2016/10/23/actualidad/1477251453_527153.html

recordaba que en el trayecto de la casa donde nos alojábamos en Oakland, cerca de San Francisco, hacia el Monte Tamalpais, estaba la prestigiosa Universidad de Berkeley. Tal vez por eso el título me atrapó y mi curiosidad por lo que diría el artículo aumentó.

Monte Tamalpais

Tecnología disruptiva

Según se lee en el mismo: “Roberts es uno de los mayores expertos de tecnología disruptiva del mundo”.  ¡Vaya!, otro término por definir aplicado a la educación.

Tecnología disruptiva es aquella que rompe, mediante innovaciones, con lo que existía hasta entonces dejándolo obsoleto.

Singularity University

El artículo seguía, “La Singularity University fue creada en 2009 con el apoyo de la NASA y Google”. Es la universidad de Sillicon Valley.

“Roberts considera que el negocio de las universidades tiene los días contados y que solo sobrevivirán aquellas que tengan una marca detrás. Singularity University no expide títulos ni existen los créditos”. “Sus alumnos están llamados a utilizar la tecnología para resolver los 12 grandes desafíos del planeta”.

Esto aceleró mi curiosidad, así que entré en

https://su.org/about/global-grand-challenges/

para ver cuáles eran estos desafíos.

Los 12 grandes desafíos del planeta

Necesidades de recursos

  • Comida: consumo de alimentos, suficientes, seguros y nutritivos para mantener una vida saludable y activa para todas las personas en todo momento.
  • Medio Ambiente: administración sostenible y equitativa de los ecosistemas de la Tierra para un funcionamiento óptimo a nivel global y local.
  • Energía: suficiente, accesible y sostenible para las necesidades de la humanidad.
  • Vivienda: un lugar seguro y sostenible para la residencia, la recreación y la industria para todas las personas en todo momento.
  • Espacio: uso seguro y equitativo, y administración de los recursos y tecnologías espaciales para el beneficio de la humanidad y nuestro futuro como una especie multiplanetaria.
  • Agua: agua abundante y segura para el consumo, el saneamiento, la industria y la diversión para todas las personas en todo momento.

Necesidades Sociales

  • Resistencia a los desastres: reducción efectiva y eficiente del riesgo de desastres, respuesta a emergencias y rehabilitación para salvar vidas y medios de subsistencia, que minimice las pérdidas económicas y aumente la resiliencia a nivel global y local.
  • Gobernanza: participación equitativa de todas las personas en la gobernanza formal y social de acuerdo con los principios de justicia y derechos individuales; libre de discriminación y prejuicios basados en la identidad; y capaz de satisfacer las necesidades de un mundo que cambia exponencialmente.
  • Salud: óptima salud física y mental, incluyendo el acceso a una buena prevención, diagnóstico temprano y terapia personalizada para individuos y comunidades.
  • Aprendizaje: acceso a la información y las experiencias que construyen conocimientos y habilidades para todas las personas en todas las etapas de su vida para la realización personal y el beneficio para la sociedad.
  • Prosperidad: acceso equitativo a las oportunidades económicas y de otra índole para la auto-realización donde todas las personas están libres de la pobreza.
  • Seguridad: para todas las personas si han sido causadas por daños físicos y psicológicos, incluso en mundos virtuales; y la protección de los sistemas físicos, financieros y digitales.

Maravilloso, ¿no? ¡Dan ganas de matricularse ya en esta universidad! Habría que hacerlo rápido, pues el reto es resolverlo en menos de veinte años.

Clase en la Singularity University. Foto de: www.diariolasamericas.com

Siguiendo con el artículo, Roberts “no cree que las universidades estén abiertas a transformarse. Las grandes universidades no quieren ofrecer sus contenidos online porque creen que la experiencia de los alumnos será peor. Mientras ignoran la revolución de lo que está sucediendo fuera, la experiencia de aprendizaje on line irá mejorando”.

Mientras leía estos retos pensaba que los mismos son los que deberían marcar una educación de calidad y comprometida, desde la escuela hasta la universidad aplicándolo a cualquier estudio universitario. Una educación extendida a la sociedad en todos sus ámbitos, la escuela está en todas partes y no al revés; me cansa escuchar, ante cualquier problema social, que el mismo debería empezar desde la escuela. Debería comenzar desde que nacemos, desde la casa que es la primera y verdadera escuela. Todos deberíamos ser maestros para un mejor futuro, maestras para alcanzar las mejores esperanzas.

Roberts dice en el artículo mencionado:

“Los programas académicos no tienen sentido, los contenidos se quedan obsoletos, deben cambiar cada año”.

“Se ha enseñado de la misma forma durante los últimos 100 años”.

“Habría que enseñar herramientas que ayuden a las personas a tener una vida gratificante, agradable y que les llene”.

“Los gobiernos quieren un modelo estándar, los exámenes son una buena forma de conseguirlo”.

Falta personalización en las aulas, si nos adaptamos a los diferentes tipos de inteligencias el 98% de los alumnos obtendrían el mejor resultado”.

“Deberíamos cambiar educación por aprendizaje, la gente aprendería en tiempo real según sus necesidades”.

Mientras pensaba estas aportaciones las mismas me golpeaban por dentro, como las olas que veíamos en la ciudad californiana de Santa Cruz, pensaba la razón que tenía y lo difícil que es cambiar, hacer cambiar, cambiar por reflexión propia, cambiar por supervivencia, cambiar por necesidad, cambiar para seguir aprendiendo, cambiar por diversión vital para poder seguir.

Santa Cruz, California

Pero había más:

El verdadero propósito de la escuela debería ser crear curiosidad, gente hambrienta de aprender, es ahí donde los profesores tienen que ser buenos”.

“Las habilidades emocionales van a jugar un papel muy importante en la nueva economía”.

“Hay que plantearse qué tareas no queremos que hagan los ordenadores, aunque lo puedan hacer mejor. No deberían ser militares ni políticos; eso es lo que tenemos que enseñar a la gente a decidir”.

El mundo seguirá girando alrededor del dinero, que es la energía para hacer cosas o cambiarlas; los nuevos inventos nos harán trabajar para poder comprarles”.

Una persona puede impactar positivamente a todo el planeta, ese don lo tiene cualquier persona normal”.

La gente se convierte en lo que piensa”.

“No tenemos que enseñar cómo conseguir trabajo, sino cómo crearlo”.

Mientras reflexionaba sobre ello me vinieron las imágenes del Golden Gate de San Francisco que, con la niebla, aparecía y desaparecía, al igual que mis pensamientos sobre lo leído, los cuales unas veces estaban claros y otras, no tanto.

Golden Gate, San Francisco, CA

Mientras las palabras de Roberts se posaban en mi cabeza todo confluyó: educación, California, aprendizaje, todo me daba vueltas como los pelícanos que vimos en Aptos y Santa Cruz, vueltas suaves como las que nos regalaron los caballitos de mar del Acuario de Monterrey, vueltas suaves y dulces como los vinos que catamos en el Valle de Napa, cerca de Davis donde pasamos unos días en esta ciudad de ambiente universitario.

Pelícanos en Santa Cruz, CA
Caballito de Mar en el Acuario de Monterrey, CA
Viñedo en el Valle de Napa, CA

Pero no me importaba, al fin y al cabo, las vueltas son cambios, y cambiar siempre es mejor que anclarse.

Al acabar el artículo me dieron muchas ganas de volver al Monte Tamalpais, donde según nos contaron va el Dalai Lama cuando viene a la ciudad; meditar sobre lo que sea siempre es bueno y ese es un estupendo lugar, entre árboles, el mar y las nubes.

Por Alberto Cotillas Revilla

Deja un comentario